Educación

SÍNDROME DEL IMPOSTOR: ¿QUÉ ES Y CÓMO SUPERARLO?

El

Tijuana BC 9 de noviembre de 2020.-Algunas personas viven con dificultad para reconocer los méritos de su éxito, tanto en el ámbito profesional como en su vida personal, atribuyendo a la suerte lo bueno que les sucede, y no a sus capacidades y competencias desarrolladas. Detrás de este comportamiento existe una sensación de temor a ser descubiertos, y a que se revele que no se es tan bueno como se cree. A esto se le conoce como el Síndrome del Impostor, también llamado Síndrome del Fraude.

Las personas que buscan continuamente características de sí mismos que sirvan para justificar y corroborar que su éxito en uno o más ámbitos de su vida es un fraude, son las que suelen desarrollar este síndrome, indicó el Dr. Josman Espinosa Gómez, Docente Investigador de la Escuela de Psicología de CETYS Universidad Campus Mexicali. 
Quienes han experimentado este fenómeno psicológico, se perciben por quienes los rodean con características como el perfeccionismo, la dificultad para ofrecer cumplidos y por trabajar más que los otros para demostrar su valía. Dicha sintomatología afecta la vida diaria de quien la padece, pues es justamente en sus relaciones de pareja, familiares y principalmente laborales, donde le desencadena sentimientos como la culpa y la ansiedad.
“En general, este tipo de situaciones son consecuencia de nuestros pensamientos, o de creencias irracionales, aquellas que se gestan desde nuestra infancia y adolescencia, de lo que nos dicen, o que vemos, pero, sobre todo, lo que acabamos creyendo sobre ello, y de manera inconsciente damos por hecho” refirió el Docente.
¿Cómo resolver el Síndrome del Impostor?
Se trata de un tema de creencias y pensamientos irracionales, que suele aunarse a la baja autoestima de la persona que lo presenta, y que puede resolverse con una serie de acciones que el afectado o la afectada debe tener en mente cada vez que detecte las emociones relacionadas con el síndrome:
  1. Detectar las creencias que le están boicoteando: Siempre que aparezcan emociones desagradables al recibir un halago, apunta en un papel lo que sientes, esto te ayudará a romper con el ciclo de pensamientos negativos.
  2. Contrasta el pensamiento con la realidad: Una vez detectados estos pensamientos, es buena idea contraponerlos a la realidad, buscando evidencias que dejen sin validez la primera teoría y sustituyéndolos por argumentos constructivos. 
  3. Aprender a recibir críticas constructivas: Esto te ayudará a sentirte cómodo cuando tengas que pedir ayuda en algún momento de duda.
  4. Elaborar una lista de cualidades relacionadas con el trabajo, la personalidad y las relaciones afectivas: Al lado de cada uno de ellos, haz pequeños apuntes acerca del esfuerzo que te ha costado mejorar en cada aspecto.  
  5. Recordar que el fracaso es parte del proceso de aprendizaje: Ten presente que el éxito no podría lograrse sin un poco de fracaso, así que mantén distancia con las situaciones que están fuera de tu control y acepta que todo no puede ser perfecto. 
  6. Analizar: Si observas a tu alrededor te darás cuenta de que lo que has conseguido tiene mucho que ver con tu esfuerzo y valía. Concientízate sobre esto y mantenlo en mente.
Aunque suena raro, no todo es negativo en torno al Síndrome del Impostor, detalló el Dr. Josman Espinosa, ya que presentarlo en un grado menor y controlado puede generar un impacto favorable, por ejemplo, fomentando actitudes como la humildad y el interés por mejorar los hábitos. Por el contrario, cuando la situación está rebasando a quien se identifica con la sintomatología del impostor, lo mejor es acudir a un experto.
«Nunca olvides que puedes pedir ayuda profesional con un especialista de la salud mental” concluyó.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *