25 de mayo de 2024

Ojo de Horus - Cercanos ll

Fueron varios los errores que dieron pie a este atentado fallido, por ejemplo, una posible rutina diaria previamente establecida que jamás cambia de curso y que es en línea recta, cuando tienes oportunidad de ajustarlas en los avances o trayectos.
      @Mascarita
En días pasados en la ciudad fronteriza de Tijuana Baja California, la Presidencia Municipal fue víctima de un atentado por parte de la delincuencia, en esta ocasión desorganizada, pero con capacidad para iniciar un caos.
Y hacemos referencia que la víctima en este caso fue la misma presidencia municipal en donde se incluye a la Alcaldesa del partido Morena, Montserrat Caballero y su equipo de seguridad, y por que no, incluyendo también asistentes personales.
Así es mis estimados lectores, como ustedes ya podrán saber el equipo de seguridad de la Alcaldesa Tijuanense fue víctima de un atentado o emboscada fallida, en donde según medios informativos el objetivo sería una mujer que hasta hoy se desconoce qué cargo y que función oficial tiene en la ciudad y que suponemos que para identificarla al interior de la seguridad personal de Montserrat se le identifica como PUMA.
En tal hecho solo salió lesionado el operador de un vehículo que complementa los traslados de la Presidenta Municipal, ya que al parecer los tiradores activos se equivocaron de objetivo, ante esto, nuevamente nos dimos a la tarea de consultar a un especialista en materia de seguridad publica, personal y patrimonial en México y de Estados Unidos, comentándonos lo siguiente……
Fueron varios los errores que dieron pie a este atentado fallido, por ejemplo, una posible rutina diaria previamente establecida que jamás cambia de curso y que es en línea recta, cuando tienes oportunidad de ajustarlas en los avances o trayectos.
La confianza o el no pasa nada, se vio en la ciudad de Mexicali cuando una funcionaria fue despojada de sus pertenencias, esto también en una estética y minutos antes despachó a su seguridad personal, que no los quería ahí cerca y que no pasaba nada, afortunadamente quien lideraba ese grupo de seguridad contaba con la experiencia y capacidad, ordenó al personal mantenerse a la expectativa sin ser tan obvios de a quien protegían, en donde el responsable del robo fue detenido segundos después de cometer el acto, interesante sería saber que tan relajado está el servicio de seguridad que rodea a Montserrat, y saber que piensan de las declaraciones de la alcaldesa, que reta a los delincuentes diciendo «No habrá maleante que nos detenga».
•Experiencia, tal parece que la experiencia para quienes lideran los operativos de seguridad de la funcionaria, no fue la suficiente o de plano ni especialistas en la materia son, ya que si bien es cierto que los traslados son importantes, también debió de prever los recorridos constantes al entorno de la vivienda de la Alcaldesa y de donde realiza actividades, ósea que debió ordenar recorridos constantes de 3 a 5 perímetros de seguridad, utilizando unidades satélites, drones, o unidades policiacas en turno, verdadera coordinación con otras fuerzas en seguridad pública, así como información del área de inteligencia policial y enlace internacional, ¿Lo estarán haciendo después de lo sucedido?.
•Falta de liderazgo, es común ver en funcionarios públicos que les queda mejor el traje de jefe, que el uniforme de líder, ya que el primero por naturaleza del cargo se realiza con desconocimiento, arrogancia y prepotencia hacia el personal, y el uniforme de líder es como una liga, estira y afloja para que el personal no caiga en la monotonía e indisciplina, a tal grado de ver o velar por asuntos que le conciernen a su personal.
Personal, para integrar una escolta, se debe de recurrir a personal altamente preparado y certificado, sin tener un solo rasguño en su expediente, ya que si autorizas la entrada de alguien recomendado o sugerido, como líder del equipo estarás atado de manos para actuar en su momento y más si cuenta con algún tipo de antecedente administrativo o jurídico, y que nada ni nadie que arrastre dificultades sea integrado, ya que esos problemas los acercará el equipo, como es el caso, que el objetivo era una persona del equipo de seguridad de la alcaldesa.
Por último, los atentados a funcionarios públicos de Tijuana, jamás escalaron tan alto y que según la memoria periodística solamente a dos directores policiacos fueron víctimas de ataques directos, Federico Benítez López en 1994 y Alfredo de La Torre Márquez en el 2000, pero hoy subió hasta la Presidencia Municipal Tijuanense, lo que si es evidente, es que Tijuana esta caliente.
Esta columna no refleja la opinión de Plural.Mx, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor