Inhabilitan a Higa en licitación de tren

El

México D.F. (Agencias) 23 de diciembre de 2014.- El grupo empresarial Higa está inhabilitado para participar en una nueva licitación en la construcción del Tren México-Querétaro, informó a diputados el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza.

Al comparecer, por más de cinco horas ante integrantes de la Comisión Especial para revisar el proceso de licitación, emisión del fallo y su cancelación para la construcción de ese medio de transporte, el funcionario detalló en qué se basó la decisión de cancelar el proceso de licitación para esta obra.

“No cabe duda de que la empresa Higa está imposibilitada desde el punto de vista de opinión y cuestionamiento públicos, así como por debate político. No me queda duda de que no va a volver a participar, así lo han manifestado públicamente; también las otras dos empresas no quieren hacerlo”, precisó.

La ley protege los intereses del patrimonio mexicano y refirió que Higa sólo ha contado con dos contratos con el gobierno federal. “No hay empresas consentidas”, indicó.

Aseguró que las obras asignadas a este grupo han sido a través de licitaciones, como el marco jurídico lo establece, por lo que su relación con esta empresa es estrictamente laboral, y mencionó que como titular de la SCT desconoce los contratos que Higa tenga con otras dependencias.

Es importante fortalecer la credibilidad en el mercado mexicano, y que la propia sociedad cobije proyectos de ese tipo, sin embargo, el tema del tren México-Querétaro fue muy particular, porque se dio en un momento de coincidencias, y se tomó la mejor determinación para que el proyecto pueda avanzar después en mejores condiciones.

Comentó que se hace más allá de lo que pide la ley para fortalecer la transparencia y las acciones de la secretaría. El objetivo, es tener en el nuevo procedimiento una auditoría permanente que garantice que las acciones estén cobijadas por la legalidad.

Además, resaltó la importancia de fortalecer la presencia del sector empresarial en concursos de este tipo, y si existe legalidad en un procedimiento, se respete a quien ha participado en el proceso, y de lo contrario, se audite.

Aclaró que el compromiso es hacer un esfuerzo permanente y hacer públicas todas las decisiones de la secretaría sobre este proyecto y todos los que sean relevantes, pero sobre todo los que tienen alto impacto sobre la opinión pública, la infraestructura, la economía y el empleo del país.

El compromiso es hacer públicas desde el primer momento hasta el último, las decisiones que se tomen y tener todas las providencias necesarias a fin de que pueda haber una auditoría sistemática y permanente sobre estos proyectos.

Asimismo, contar con una opinión calificada nacional o internacional que vaya llevando un seguimiento de todos los movimientos legales, normativos de obra y de financiamiento.

En sus respuestas, el secretario de Comunicaciones explicó que la empresa china presentó un proyecto acabado y con calificación alta, porque desde el primer momento, más de un año antes en que funcionarios mexicanos fueron a China, empezaron a analizar su propuesta con toda seriedad para cumplir con los tiempos.

Otras empresas solicitaron ampliaciones y la SCT definió que “quien debía determinar los tiempos es el gobierno de la República y no los proveedores del servicio, ya que ellos estaban viendo sus intereses nada más”.

Sobre el tráfico de influencias, dijo que “es un tema sensible y difícil de argumentar y no fácil de convencer. Lo más sensato es que la empresa china y su gobierno no estén en este tema”.

Indicó que son los proveedores del servicio, y no el gobierno, quienes saben perfectamente bien cómo está el mercado y las condiciones de oferta. “No encuentro de qué manera se pudo haber apoyado o darle una preferencia a un participante, es muy difícil”.

En cuanto a la no reclamación de gastos de la empresa china, lo atribuyó a dos razones: la primera, porque quieren participar en la siguiente fase. Esos gastos no recuperables son por concepto de viáticos, honorarios y pasaje, que de acuerdo con la norma vigente, son cantidades poco significativas.

El segundo motivo es porque para el gobierno chino es prioridad mantener la relación amistosa con su homólogo mexicano. “No creo que el monto de los gastos recuperables sean algo que valga la pena para que, a través de esto, se pudiera ver algún conflicto entre los dos gobiernos o alguna reclamación”.

Respecto al efecto internacional, Ruiz Esparza aseguró que México se considera como un gran centro de inversión. “El interés se sigue manifestando aun y cuando fue una noticia mundial la cancelación de este tren. Es algo que no afectó absolutamente el interés por seguir invirtiendo en México”, concluyó.

Fuente:Siete24.mx

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *