25 de mayo de 2024

Ventanas Rotas - En Materia de Seguridad Binacional México simplemente no Coopera, mientras los Cárteles ya usan Armas Químicas

Estas declaraciones dejan más que patente hacia el exterior (porque ya lo sabemos en México) que la probablemente sea la peor crisis que se vive en materia de seguridad en la historia del país.

El pasado 17 de abril del 2024, El Fiscal General de los Estados Unidos, Marrick Garland, declaró que los cárteles mexicanos tienen más poder económico que algunos países enteros y que existen lugares en México donde es difícil lidiar con dichas organizaciones delincuenciales. En una comparecencia ante el subcomité de justicia del congreso de Estados Unidos, el fiscal Garland puntualizó que para combatir a los cárteles mexicanos se necesita de más cooperación por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Expresó que él mismo ha tratado de recuperar el antiguo nivel de cooperación que existía entre Estados Unidos y México pero que no le ha sido podido hasta el momento.

“Desearía que hubiera más cooperación. Si hemos tenido cooperación. Hemos tenido extradiciones, ellos (Mexico) han destruido algunos laboratorios, han reducido los precursores que entran al país, pero necesitamos mucha, mucha más cooperación. Yo personalmente he ido a hablar con el Fiscal General (Gertz Manero) para elevar de nuevo el grado de cooperación que previamente existía con la DEA. Debo decir que no he sido completamente exitoso en lograrlo, todavía.”

Estas declaraciones dejan más que patente hacia el exterior (porque ya lo sabemos en México) que la probablemente sea la peor crisis que se vive en materia de seguridad en la historia del país. No existe una estrategia de seguridad articulada, no existe colaboración entre las instancias encargadas de la prevención y persecución de los delitos y ni se diga de colaboración en materia de seguridad con otros países (vital en un mundo interconectado como el actual).

Esta crisis ha generado la exportación de la fenomenología delincuencial mexicana a otros países como Estados Unidos, Canadá, Ecuador y Argentina (por solo mencionar algunos ejemplos). Hemos pasado de enfrentamientos con armas de fuego a ejecuciones trasmitidas a través de streaming, al uso de vehículos aéreos no tripulados (drones) con explosivos, al uso de minas antipersonales hasta el uso de agentes químicos como sucedió en el ataque del pasado miércoles 3 de abril, donde elementos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) irrumpieron en, al menos, 3 poblaciones del estado de Michoacán empleando explosivos, ahora de tipo químico, arrojados desde drones. Dichas sustancias químicas (aún sin identificar al 100%) provocaron afectaciones en las personas (picazón y escozor en vías respiratorias y en algunos casos sensación de asfixia). Este evento, sin duda, significan el escalamiento armamentista no solo en esta región, sino en México entero.

Otro fenómenos a tener en cuenta es el servicio de outsorcing criminal que mantiene el remanente del Cártel de los Zetas así como la contratación de exmilitares colombianos y centroamericanos para profesionalizar las luchas internas entre organizaciones así como en contra del Estado Mexicano.

Las palabras del Fiscal Garland solo reflejan la realidad de una relación binacional lastimada, cimentada en “sospechosismos” y desconfianza a causa de una política en materia de inseguridad que ha sido tapizada por la impunidad y la violencia extrema por parte de grupos delincuenciales que han dejado una estela de muerte sin parangón en nuestro país.

[email protected]

*El Mtro. Guillermo Alberto Hidalgo Montes, es especialista en seguridad pública y privada. Fue Rector de la Universidad Policial de Guerrero, Director de la academia de las Fuerzas de Seguridad del Estado de Puebla, Rector de la Universidad de Policía de la Ciudad de México y Actualmente Director del Instituto de Formación Profesional del estado de Hidalgo.

Esta columna no refleja la opinión de Plural.Mx, sino que corresponde al punto de vista y libre expresión del autor