Tijuana a la vanguardia en tratamiento de infertilidad para varones

El

Mediante la  Inyección Morfológica de Esperma al Óvulo (IMSI)

Tijuana B.C. (Redacción) 18 de diciembre de 2014.- Tijuana es una de las pocas ciudades del país en contar con la tecnología para brindar un método avanzado en infertilidad varonil, la Inyección Morfológica de Esperma al Óvulo (IMSI) es una novedosa técnica para las parejas que buscan procrear.

El director del Centro de Fertilidad del Prado, Dr. Horacio Ortega Clavero, informó que IMSI es la magnificación del espermatozoide hasta 6 mil aumentos para elegir las mejores formas y posteriormente introducirlas en el óvulo, un tratamiento al que se somete la mujer durante dos semanas.

Indicó que la probabilidad de éxito está ligada con la edad de la mujer, un buen pronóstico es para aquellas menores de 35 años, en ese sentido, el procedimiento de reproducción asistida por intento tiene una probabilidad positiva del 40 y 50 por ciento.

Refirió que un embarazo recomendado siempre es antes de los 35 años, considerando que ya sea por vía natural o tratamiento se corre el riesgo de problemas congénitos, sin embargo, un buen cuidado durante la gestión disminuye considerablemente los peligros y abortos.

Ortega Clavero señaló que la reproducción asistida se puede utilizar aún a los 40 y 42 años de la mujer, pero debe tomarse en cuenta que las probabilidades de éxito son menores y en caso de no lograrse el embarazo, se puede recurrir a la donación de óvulos de jóvenes.

Recordó que los primeros casos de IMSI se realizaron en Francia e Israel, posteriormente    se generalizaron a otros países, entre ellos México, donde sólo se cuentan con alrededor de 10 microscopios que permiten la magnificación del espermatozoide, uno de estos se encuentra en Tijuana.

Esta tecnología contiene un sistema de aumento que desde el punto de vista óptico como digital, le permite al biólogo elegir el mejor espermatozoide para un tratamiento de producción asistida, concluyó el Director del Centro de Fertilidad del Prado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *