Opiniones

Ojo de Horus – No es lo mismo…

on

@Mascarita

 

 

Recuerdo que a finales de los ochenta en Tijuana, empecé  a leer periódicos y revistas con tintes políticos, rondaba por los 14 años, y lo que me llamó la atención fue que en estaciones de radio escuchaba de un hartazgo político por parte de la ciudadanía.  ¿Y por qué a esa edad? Muy fácil, mi papa sintonizaba de manera religiosa una estación que se llamaba Radio Ranchito, encabezada por Don José Lino Ortiz. 1420 am si mal no recuerdo.

No asimilaba ni memorizaba todavía los nombres de los gobernantes de esa época, sin embargo si recuerdo el inicio de la campaña política para el gobierno del Estado, además de recordar que en aquellos tiempos solo existían dos lados, el rojo y el azul, no como hoy en día que parece que acabara de llover, y lo digo porque los partidos políticos de estas épocas son demasiados y de diferente color, asimilando ser un arcoíris.

En aquella época se oía sonar los nombres de Margarita Ortega por el PRI, por la otra parte Ernesto Rufo del PAN, personas que se debían a su partido, existía el respeto entre compañeros del mismo partido, sin embargo las campañas negras estaban a la orden del día, pero eran más cuidadosos en el actuar.

Y de ahí identifique con el tiempo a Aida Baltazar, posterior mente a Franciscana Krauze y ya más en la modernidad a Rosalba López Regalado, así como a Laura Torres de Rosarito.

Se preguntarán  ¿A qué se debe que pura mujer?

Ha! Pues simplemente que hoy ya no es lo mismo.

Anterior mente existía lo siguiente en la política mexicana inclinada a la mujer: Disciplina, respeto a los tiempos, trabajo en equipo, gallardía, carisma, temple, carácter, elegancia y finura, cualidades que las damas antes mencionadas tenían bien determinado y firme, todo esto sin importar el color de su partido, eran unas damas ante todo, exigían respeto y lo daban.

Hoy…con más pena que gloria, con más tristeza que júbilo, con más desagrado que gusto, vemos que en un solo partido político como las mujeres interesadas en contender por la alcaldía de Tijuana y que solo ellas se apuntan por qué nadie, pero nadie las ha invitado a registrarse por el momento, hacen uso de lo más bajo y corriente que existe hoy en día en la política., me refiero a esas campañas de desprestigio o negras como usted las quiera llamar, sin embargo lo que no es aceptable es que sea entre simpatizantes del mismo partido, como perros peleando un hueso, ya no hay respeto ni orden, lamentable para un partido tan joven como MORENA.

Las involucradas son las damas de MORENA, quien la ambición por el poder las ha cegado, ellas son Monserrat Caballero Ramírez, Meli Espinoza, Vicenta Espinoza, las tres se han dado con todo, unas pagando a supuestos influencers que han perdido toda credibilidad, por el hecho de estar mamando de la ubre con administraciones del Ayuntamiento pasadas y la actual, estrategias fallidas ya en el pasado, otras colgándose de la imagen del gobernado, sin embargo todas tienen cola que les pisen, y para colmo publicando sus números alegres de encuestas mal elaboradas, lo que sí es seguro es que en las próximas semanas conocerán su realidad y en donde están paradas ante los ojos de la sociedad, conocerán si realmente su aceptación es real y cuál es su verdadero capital político

 Desacreditación y falsos resultados digitales para demostrar que son las favoritas, no se de quien hasta el momento, pero se están dando con todo, esto no pasaba con las damas de la política en el pasado…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *