22 de febrero de 2024

Los agentes de CBP decomisan fentanilo, metanfetamina, cocaína y heroína

Un agente de la unidad K-9 acudió al lugar con un perro detector de personas/narcóticos de la CBP y alertó de la presencia de narcóticos.  

Tijuana BC 2 de febrero de 2024.-Los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP) frustraron un importante intento de tráfico de una gran variedad de narcóticos por un valor estimado en la calle de $2,072,572 dólares a un viajero de confianza inscrito en el programa SENTRI. 

El lunes, aproximadamente a las 8:43 p.m., los oficiales de CBP en el Puerto de Entrada de San Ysidro estaban llevando a cabo inspecciones de vehículos en el área de pre-inspección al acceso. Un agente se encontró con un hombre de 67 años que conducía un vehículo sedán modelo 2021 por el carril dedicado a los pasajeros que solicitan entrada a Estados Unidos. Durante la inspección inicial, el agente de CBP descubrió paquetes dentro de bolsas de plástico negras en el compartimento de la llanta de repuesto y solicitó ayuda por radio.

Un agente de la unidad K-9 acudió al lugar con un perro detector de personas/narcóticos de la CBP y alertó de la presencia de narcóticos.  

Los agentes de CBP extrajeron un total de 36 paquetes con un peso agregado de 120 libras. Los paquetes fueron analizados e identificados como polvo de fentanilo, pastillas rosas y azules de fentanilo, metanfetamina, cocaína y heroína. 

«Es importante recordar que cualquiera que cruce la frontera puede ser un objetivo para los traficantes», dijo Mariza Marin, directora del puerto de San Ysidro. 

Los narcóticos y el vehículo fueron incautados por agentes de la CBP. El conductor fue entregado al Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional para su posterior procesamiento. 

Este decomiso forma parte de la Operación Apolo. La Operación Apolo, es una operación regional conjunta compuesta por agencias federales, estatales y locales que trabajan para combatir la amenaza del fentanilo y otros narcóticos sintéticos ilícitos. Puede encontrar más información sobre la Operación Apollo.

La Red Electrónica Segura para la Inspección Rápida de Viajeros (SENTRI, por sus siglas en inglés) es un programa a lo largo de la frontera terrestre del suroeste que permite un control agilizado a los viajeros preaprobados y de bajo riesgo a su llegada a Estados Unidos. Los participantes en el programa pueden utilizar «carriles exprés» específicos para entrar en Estados Unidos en los puertos de entrada terrestres de todo el país. Todos los solicitantes de SENTRI se someten a una rigurosa comprobación de antecedentes, proporcionan información biométrica, incluidas las huellas dactilares, y a una entrevista en persona como parte del proceso de aprobación.