Seguridad

“El Chapito” Leal es recluido en el Penal de la Mesa; Otros dos imputados enfrentarán el proceso en libertad

El

Adán Mondragón

El juez de control de los juzgados federales resolvió que, siete de los nueve detenidos en el operativo policial del 19 de febrero en Zona Río, fueron detenidos de manera legal y serán juzgados por los delitos de portación de arma de fuego, posesión de cargadores y cartuchos de uso exclusivo del ejército, delitos contra la salud.

De estos siete imputados, “El Chapito” Leal, junto a cuatro más van a enfrentar el proceso en prisión preventiva y dos más en libertad. El Ministerio Público, logró acreditar la flagrancia y la detención legal por parte de los policías municipales, de siete sujetos. Los acusados solicitaron la ampliación del plazo (seis días) para resolver su situación jurídica.

Por lo que Henry Cortez y Adrián Morán Flores, tendrán que presentarse a firma dos veces al mes en el juzgado federal, además de pagar una fianza de cinco mil pesos (tienen tres días hábiles para el depósito) y no salir de la ciudad o del país.

Los dos detenidos a los que el MP no logró acreditar la legal detención son: Daniel Ordaz Granados y Eleazar Rosario Islas Beltrán, quienes en la audiencia fueron puestos en libertad inmediata, libres de cualquier cargo al no acreditarse la flagrancia.

En una audiencia inicial que duró casi 17 horas (inició a las 11:30 horas del 22 de febrero y terminó a las 4:05 horas del 23 de febrero, con tres recesos), el juez de control otorgó prisión preventiva oficiosa a Gabriel Vázquez Hernández; prisión preventiva justificada (la solicitó el MP) para Octavio Leal Hernández, Daniel Villa de la Cruz, Marco Antonio Ojeda Molina y Rigoberto Aguilar González.

El juez de control también dio vista al Ministerio Público de la Federación, para que en el mismo expediente se abra una carpeta de investigación para investigar los posibles delitos de lesiones y tortura, en contra de los imputados y fijó un término de cinco días para integrar la carpeta. Esto porque los detenidos, externaron que fueron golpeados y torturados entes de su presentación ante el ministerio público.

Los imputados que enfrentarán el proceso en prisión preventiva, fueron trasladados al penal de La Mesa, donde estarán hasta la próxima audiencia fijada para el 27 de febrero del 2020 a las 10:30 horas en los juzgados federales.

De acuerdo con el Informe Policial Homologado (IPH), en el operativo para la detención de los nueve sujetos, el MP expuso que participaron alrededor de 20 sujetos de la corporación municipal. La detención de los nueve sujetos se originó de un reporto de robo con violencia en un lote de autos denominado D´Lux en la colonia Chamizal. A los detenidos se les aseguraron cuatro armas largas, tres armas cortas y casi 50 kilos de marihuana.

En la audiencia, el “Chapito” Leal tuvo defensores particulares, mientras que los otros ocho detenidos, tuvieron un defensor de oficio. En la siguiente audiencia la defensa, tratará de desacreditar los hechos que se les imputa a sus representados.

Los detenidos fueron llevados a los juzgados federales en medio de un dispositivo de seguridad que partió de las instalaciones de la Fiscalía General de la República (FGR) delegación Baja California, sitio que era custodiado por elementos del ejército y policía municipal.

Tirado en el suelo detuvieron al “Chapito” Leal

A Octavio Leal Hernández, alias el “Chapito” Leal, lo capturaron en las inmediaciones de palacio municipal, tirado a un costado de la biblioteca “Benito Juárez”.

El MP narró que Octavio Leal, fue intervenido en un primer momento por elementos de la policía municipal asignados al recinto municipal, tras ser advertido que en esos momentos en las inmediaciones del lugar había personas armadas.

En el IPH se detalla que el hoy imputado, al estar tirado sobre el suelo y ver la presencia del oficial le dijo “hágame el paro”. Luego, al arribo de otro par de oficiales, uno de ellos se percató que menos de un metro de distancia se hallaba una pistola.

Los oficiales detallan que se trataba de una pistola Smith and Wesson (S&W) calibre .40, con tiros útiles, por lo que fue puesto a disposición de las autoridades federales.

Libres dos de los nueve detenidos

Un par de jóvenes detenidos en el operativo policial del 19 de febrero fueron puestos en libertad ya que el Ministerio Público, no presentó las pruebas suficientes para comprobar la legal detención.

Los sujetos puestos en libertad son: Daniel Ordaz Granados y Eleazar Rosario Islas Beltrán, éste ultimo capturado en el interior del centro empresarial Tijuana (Coparmex).

En tanto a Daniel Ordaz Granados se le capturó en las inmediaciones del centro comercial Plaza Río, por parte de un guardia de seguridad del lugar.

En ambos casos, el MP no pudo acreditar la legal detención de los sujetos, porque al ser detenidos por los oficiales no tenían consigo armas.

A los detenidos se les confiscaron cargadores, armas y también 50 kilos de marihuana

A Gabriel Vázquez Hernández, se le capturó a bordo de una camioneta Jeep Cherokee al ser detenido se le observó una lesión producida por arma de fuego en la rodilla derecha, por lo que fue trasladado al Hospital Genera, por elementos de Cruz Roja.

En la unidad donde iba Vázquez Hernández, se aseguraron cinco paquetes con marihuana, con un peso de 48.8 kilos; además de un par de armas. La unidad en la que viajaba tenía impactos de proyectil de arma de fuego.

La detención de acuerdo con la narrativa del IPH de la policía municipal se registró en las inmediaciones de la agencia de autos Nissan en la vía rápida y el puente vehicular de palacio municipal.

A su vez, Rigoberto Aguilar González y Marco Antonio Ojeda Molina, también se les aseguró a bordo de una camioneta tipo Jeep Cherokee color negro. En el interior de la unidad se les hallaron cartuchos útiles y cargadores abastecidos.

En la sala de audiencias, además de los nueve detenidos estuvieron los agentes del ministerio público de la Fiscalía General de la República (FGR) delegación Baja California, defensores, elementos de la Policía Federal, Guardia Nacional y policía municipal, también familiares de los sujetos.

Al exterior de los juzgados federales, se implementó un dispositivo de seguridad la calle Leona Vicario fue cerrada a la circulación, por los accesos de la vía rápida y el Paseo de los Héroes, una vez que concluyó la audiencia se reabrió a la circulación.